logo

Diseño web como estrategia de marketing digital

Si bien las tiendas físicas siguen siendo muy útiles, dejaron de ser la norma. Ahora que tantas personas tienen acceso a Internet y cuentan con dispositivos para ello, como laptops y teléfonos inteligentes, muchos prefieren hacer compras en línea. Y si bien redes sociales como Instagram y Facebook han adaptado su diseño para ello, muchos emprendedores y empresas siguen apostando por páginas web particulares. 

Sin embargo, la historia no es tan simple como simplemente colocar fotos de los productos, precios y métodos de pago. Las páginas web son mucho más que un catálogo. Es cierto que, por medio de ellas, los visitantes pueden enterarse de los productos o servicios que ofrece una determinada marca, así como otros detalles de venta. Pero una plataforma debe ir más allá; debe ofrecer información sobre los objetivos de la empresa y además, contenido útil para los visitantes.

Para lograrlo, es menester un buen diseño web. Una estrategia de marketing bien enfocada definitivamente debería incluirlo. Y si bien probablemente necesites de otros para construirla, los beneficios que te traerá a largo plazo superarán con creces la inversión de dinero y tiempo. Te explicamos por qué.

Diseño web deficiente, la razón por la que algunas plataformas fracasan

Es un hecho que hoy en día tener presencia web es uno de los tantos pasos casi imprescindibles para dar a conocer un negocio. De no hacerlo, será muy difícil atraer a más público y, por consiguiente, atraer clientes y generar ventas. Por esta razón las páginas web se han vuelto tan populares.

Pero a todos nos ha pasado esto: entramos a un sitio web y tarda demasiado en cargar; durante la espera, perdemos el interés y salimos. Si lo que se carga resulta atractivo a nuestros ojos, puede que nos quedemos; pero si no hay armonía en la disposición de sus secciones, ni psicología del color, ni congruencia entre letras e imágenes, nos sentiremos abrumados. No dudaríamos en salir de allí.

Internet está repleto de páginas web, pero muchas de ellas no logran sus objetivos a pesar de que tienen potencial para hacerlo. La razón está dicha: una presencia digital deficiente. Muchas veces esta ni siquiera incluye lo que debería; en otros casos está tan cargada que los visitantes se saturan; en otras, es muy difícil encontrar la información y ni siquiera hay sección de contacto

El objetivo de la plataforma web de tu marca

Pero lo que queremos es justo lo contrario. Queremos encantar a nuestros visitantes para incitarlos a probar nuestro producto o servicio; de este modo, allanamos el emocionante camino de convertirlo de cliente ocasional a cliente fijo. Ese es el objetivo. Para ello no basta con la intención; hay que plasmarlo en nuestra página web, y es por ello que hay que aplicar diseño. 

Esto nos lleva a donde empezamos: el objetivo de nuestra página web. Para cumplirlo, es necesario plantear una estrategia de marketing, y esta inevitablemente debe contemplar aspectos como la estética y la funcionalidad. 

Dicho esto, lo que busca esta vertiente es permitir a los usuarios navegar con comodidad a través de sus diferentes secciones, de forma rápida y, sobre todo, segura. Todo se dispone de la forma más armónica posible de modo que los visitantes puedan acceder a la información tan fácil como si se tratara de pasar la página en un catálogo.

Una parte fundamental de una estrategia de marketing

La mayoría de los internautas no lo sabe, pero sus criterios de selección en la red son muy sofisticados. Google lo sabe, por eso trata de posicionar en su primera página de resultados aquellos con más potencial de satisfacer la intención de búsqueda. Al crear una página web deberíamos aplicar una lógica similar que encuentre el equilibrio entre agradar a Google y a los usuarios sin sacrificar el objetivo de la empresa. ¿Nada fácil, eh?

Una página web bien diseñada debería permitir una navegación sencilla, elegancia, versatilidad para visibilidad en diferentes  dispositivos y alta velocidad de carga. Y, por supuesto, los aspectos SEO no pueden faltar.

Por lo general, este paso conlleva mucho tecnicismo, y no es para menos. Por ello, muchos emprendedores y grandes marcas prefieren delegar este trabajo a profesionales particulares y agencias.

9. Elementor Page Builder: Además de facilitar el trabajo SEO, es una herramienta que funciona como un constructor visual para diseñar tu sitio en línea.

10. Easy Digital Downloads: Permite administrar y vender productos digitales. Ofrece más opciones enfocadas a ventas en línea que Woocomerce, y una interfaz más amplia que esta última.

Si este es tu caso, The Cloud Group cuenta con un equipo preparado y con experiencia en este campo. Haz clic aquí y encamínate a tu propia web.

× Whatsapp 24h